¿El RGPD de mayo 2018 exime a los pequeños despachos de abogados de la obligación de tener implementada la Protección de Datos?

Con el  RGPD (mayo de 2018) hubo  importantes novedades, implicaciones prácticas y cambios de enorme calado. Tales novedades afectan a cuestiones prácticas como el deber de información, la forma en la que se debe prestar el consentimiento, análisis de riesgos, registro de actividades de tratamiento, protección de datos desde el diseño y por defecto, medidas de seguridad, notificación de “violaciones de seguridad de los datos”, evaluación de impacto sobre la protección de datos, además de introducir nuevas herramientas para el control de los datos.

Si bien, con el nuevo Reglamento desaparece la obligación de registrar los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos, el responsable del tratamiento deberá adoptar nuevas medidas de responsabilidad activa en materia de prevención, de forma que pueda demostrar que cumple, en todo momento, con el Reglamento.

El control en los despachos de abogados (que se mantiene en un nivel alto) será, por tanto, más exhaustivo, quedando a cargo del titular del despacho el cumplimiento de la Ley, a través del asesoramiento y supervisión del Delgado de Protección de Datos, que podrá ser una persona jurídica externa que ha de ser independiente y contar con conocimientos especializados del Derecho y en protección de datos.

Deja una respuesta